Fue un placer!

Fue un placer trabajar con usted en el cierre de la venta de nuestra primera casa. No le podríamos dar las gracias lo suficiente por haber logrado que el cierre ocurriera justo a tiempo. También, nos gustaría agradecerte el que se haya dado cuenta del error que el abogado del la parte contraria había cometido en el cálculo de los impuestos. Nos impresionó mucho cómo revisó usted a detalle todos los documentos y que se aseguró que entendiéramos todo.

 
C. Vargas